fbpx

¿Pensando en cambiar las ventanas de tu casa? ¡Nosotros te ayudamos!

Cuando nos decidimos a reformar nuestra casa debemos ser conscientes de qué es importante y que puede ser secundario. Las ventanas son uno de los elementos más importantes en la estructura de tu vivienda por ello te aconsejamos que te pongas en buenas manos si no quieres pagarlo caro en el futuro.

La función principal de cualquier ventana es proporcionar luz natural. Con los nuevos materiales de K•LINE verás como el diseño y la eficiencia van de la mano. La línea tiene esta exigencia por norma en el diseño de sus correderas y, por supuesto, de sus ventanas de hoja oculta. Con su superficie acristalada óptima, K•LINE te brinda los beneficios de la luz natural, esenciales para la calidad de la vida doméstica.

Para conseguir darte más luminosidad las carpinterías K•LINE usan el aluminio, que permite la entrada natural del máximo de luz en tu hogar. Además, este material, cede el protagonismo al vidrio para lograr mayor transparencia y claridad interior y dar a las carpinterías K•LINE una esbeltez mucho mayor que las carpinterías tradicionales del mercado.

Esta importante innovación es la base del éxito de K•LINE. Estas ventanas ofrecen una superficie acristalada un 20% mayor que la de una ventana tradicional. Así, con el mismo tamaño, disfrutas de mayor superficie acristalada y más luz natural. Además son ideales en rehabilitación, ya que conservan o incluso aumentan la superficie acristalada original. En obra nueva, esta finura optimiza al máximo el aporte solar y la luz natural.

 

Los rayos del sol son una fuente natural y gratuita de energía: en invierno, el calor del sol (factor solar Sw) te permite reducir el consumo de la calefacción, y la aportación de luz natural (coeficiente TLw) tiene un impacto directo en la iluminación artificial. Así, promover la captación solar supone ahorrar energía. La nueva normativa confirma el importante papel de estos dos factores, promoviendo su desarrollo mediante la instalación de arquitecturas bioclimáticas. Gracias a su finísimo marco, las ventanas y correderas K•LINE disfrutan de una superficie acristalada óptima y favorecen la captación natural del sol.

En cuanto al aislamiento, la clave de la eficiencia de la carpintería no está en el material, sino en su diseño. Nacida de la experiencia de OUEST ALU (uno de los principales fachadistas europeos), K•LINE concentra en su carpintería casi 50 años de la tecnología para satisfacer las exigencias más extremas y realiza una doble proeza: concentrar el mejor aislamiento térmico y acústico en las carpinterías más esbeltas del mercado.

Para K•LINE, el diseño de una ventana transmite una impresión de calidad de vida cotidiana. Ver una carpintería K•LINE es percibir la nobleza y la modernidad de sus líneas. Al abrir una carpintería K•LINE, se nota la preocupación por la calidad en cada detalle.

Las ventanas K•LINE transmiten una impresión general de pureza de líneas y proporciones equilibradas. Por su personalidad y estilo discretos y completos, que combina fuerza y delicadeza, encajan con una huella mínima en las zonas habitables, nuevas o rehabilitadas.

La precisión en el cierre y el montaje, el drenaje del agua invisible, todos los detalles formales están pensados para una absoluta eficiencia, cada componente está diseñado para encajar en una línea continua.

Por último, el diseño exclusivo de las manillas y accesorios de maniobra se centra en la comodidad de manejo, hasta el punto de favorecer su utilización intuitiva para una mayor ergonomía.

Deja una respuesta

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 08:00 to 20:00